NO TODAS LAS TIENDAS SON SEGURAS A LA HORA DE COMPRAR

in BLOG/PREVENCION by

Cuando adquirimos o compramos cosas por la red es conveniente que aceptemos algunos consejos y sigamos algunas pautas para no caer en engaños e incluso timos. Del mismo modo que cuando compramos en las tiendas físicas de “toa la vida”, como consumidores estamos expuestos pero también tenemos una serie de derechos que las compañías, empresas y tiendas deben cumplir.

NO TODAS LAS TIENDAS SON SEGURAS A LA HORA DE COMPRAR

La red es la mayor fuente de información actualmente. Precisamente por ello no nos será difícil encontrar datos de la compañía que nos ofrece el producto o servicio que vamos a adquirir. Igual que en las compras físicas debemos guardar todos y cada uno de los documentos de las operaciones de la adquisición, contratos, e-mails, pantallazos… Para siguientes actuaciones si desgraciadamente fuese preciso.

El hecho de admitir el contrato de adquisición no quiere decir que estemos admitiendo cláusulas contrarias a la ley. En todo proceso de adquisición debemos pedir información a fin de que quede claro qué gastos son los que tenemos, que impuestos y gastos de transporte. En cualquier caso, la ley establece que los consumidores estamos en nuestro derecho a la devolución en un plazo de hasta catorce días. La ley establece que tenemos derecho a que la página web nos ofrezca diferentes formas de pago sin poder cobrarnos un sobrecoste por el servicio. Hay que tomar en consideración el derecho a la devolución si no estamos satisfechos.

Las últimas compras que hice previamente a escribir este post fue en una tienda online de disfraces llamada disfraces mimo. Es una web conocida que da todas las garantías a las que me refiero y así es como debe de ser, pero no siempre lo es. Por ello uno de los consejos que hay que seguir es usar siempre de webs conocidas o con buena reputación.

Cuanto más grande sea la tienda será también más probable que mayor va a ser su reputación y, por ello menos probabilidades tendremos de tener una experiencia negativa.

Pero tampoco hay que descartar a las pequeñas tiendas porque no sean conocidas. Estas pueden ofrecer un buen servicio que, a veces, se adapta más a lo que necesitamos por tener menor volumen de clientes o por ser mas sectorializadas y especializadas. Para esta clase de tiendas, simplemente será útil buscar información sobre ellas en directorios de tiendas.

Es realmente útil sondear los votos y comentarios de los usuarios en la propia tienda. La clave para saber la verdad es investigar en la pluralidad de los mismos y saber si han sido realizados por perfiles de usuarios registrados, y comprobables en alguna red social.

También es importante la conexión segura a Internet y tener nuestro equipo actualizado. Al hacer compras on-line es fundamental la conexión a Internet que estamos usando. Las redes Wi-fi abiertas o compartidas, son poco seguras. Los datos transmitidos mediante ellas pueden ser robados por criminales informáticos. Por eso es mucho más seguro que usemos, cuando compramos online, una red privada, ya que vamos a facilitar datos sensibles como números de tarjeta y cuentas bancarias.

También tenemos que tener siempre actualizado nuestro antivirus.

Repasar las diferentes formas de pago de las tiendas en línea es también importante de cara a nuestra seguridad cuando compramos online. Es conveniente comprobarlas para poder ver cuál se amolda mejor a nosotros como usuarios. Debemos revisar que hay diferentes opciones como tarjetas de débito, transferencias, Paypal u opciones contrareembolso.

Las tarjetas virtuales

Son como una tarjeta de crédito pero mas informática. Solo sirven para un empleo y tienen el crédito limitado. Muchos bancos nos dan este servicio para nuestras compras on-line y solo tienen el saldo pensado para gastar en en la red. La mayor parte de las tarjetas de crédito cuentan con un seguro antifraude, pero las de débito no. Cada usuario debe conocer las peculiaridades de su tarjeta. Si todavía no las conoces, pregunta en tu banco.

PayPal

Paypal es una forma muy segura de abonar y percibir pagos en Internet sin compartir información bancaria. Es la plataforma líder en pagos seguros en línea. Solo tenemos que registrar nuestros datos bancarios en la página y ellos se hacen cargo de mediar en las compras, a fin de que estos datos no lleguen al vendedor. Los pagos se efectúan a través de e-mail. Muchas tiendas nos ofrecen la posibilidad de abonar por medio de esta plataforma.

Conocer las políticas y condiciones de la tienda

Para huir de sorpresas al final de la adquisición con impuestos o bien cargos no deseados, tales como gastos de envío o bien limitaciones geográficas, es fundamental que nos informemos primero de las políticas de empleo de la tienda. Se hallan generalmente en la parte inferior de la web, o footer, bajo el nombre de política de privacidad o algo similar. Hay que revisar las condiciones de envío y devolución, y el formulario de reclamaciones.

Asimismo es interesante conocer las leyes del país en cuanto a aduanas y aranceles, si estamos adquiriendo algo de fuera de nuestro país. Esto sobre todo es para no tener la sorpresa de tener que abonar más en el momento de recoger el bulto.

Nunca jamás hay que facilitar las claves o números secretos de cuentas corrientes o tarjetas de crédito. No son precisos para la adquisición. Solo debemos introducir el número de la tarjeta, de crédito o bien débito, y el CSS, o bien el código de seguridad que aparece en la parte de atrás.

Si a lo largo del pago nos solicitan esta clase de datos, debemos anular inmediatamente el proceso y denunciarlo a las autoridades.

Guarda siempre la factura de adquisición.

Si existe algún inconveniente con el envío o bien con la garantía del producto será precisa la factura. No la conserves solo en el pc o en el teléfono, mejor imprímela.

Finalmente, y lo más esencial de todo, siempre tengamos los pies en el suelo. Sospechemos de ofertas si las recibimos sin haberlas pedido, de las ventanas emergentes y los mails a los que no nos hemos suscrito.

Si bien no debe cundir el pánico ni el desanimo. Por lo general la adquisición on-line no supone ningún peligro ni complicación siguiendo unos sencillos pasos de seguridad. Al revés, efectuar compras por medio de Internet, puede suponernos una enorme ventaja pues gozamos de mayor flexibilidad y libertad.

Si por ejemplo te dispones a comprar disfraces infantiles o libros, películas en streaming, música, juguetes, lo que sea, en la red encontramos muchas buenas tiendas que nos ofrecen un servicio impecable y también muy buenos precios porque se ahorran un montón de intermediarios. Tu mismo puedes tener también una tienda online. Pero ese es otro tema.

Para terminar, nunca hagas pagos por adelantado. En el momento en que te demandan que ingreses una cantidad de antemano para remitirte el producto o bien servicio a no ser que estés usando plataformas de pago seguro on-line como PayPal pide el pago a la entrega. Y cuidado con los cupones descuento. Se ofrecen descuentos, carros de la adquisición sin costo o bien productos exclusivos a cambio de rellenar una encuesta cuyo único fin es quedarse con tus datos personales. No piques.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario