¿Qué es un seguro de decesos y cuáles son sus coberturas? 2

¿Qué es un seguro de decesos y cuáles son sus coberturas?

in SEGUROS
12 / 100

¿Qué es un seguro de decesos y cuáles son sus coberturas?

El proceso evolutivo humano ha mantenido una serie de comportamientos que favorecen nuestra supervivencia; uno de ellos es la precaución. Ahora bien, la forma en que se manifiesta varía dependiendo del tipo de población; pero en lo que respecta a las urbanas, una de las más comunes es la contratación de seguros, mayoritariamente de salud. Sin embargo, esta vez hablaremos de uno conocido como seguro de decesos.

A pesar de su relevancia en la sociedad, el seguro de decesos es uno de los que menos se habla en el día a día. Por supuesto, la muerte no es un tema sencillo ni agradable, pero es una realidad en la vida y algo para lo que debemos estar preparados. Es por ello que existe el seguro de decesos y en el siguiente artículo explicaremos qué cubre y cuándo contratarlo.

¿Qué es un seguro de decesos y cuáles son sus coberturas? 3

¿Qué cubre un seguro de decesos?

En general, un seguro es un contrato por medio del cual las empresas cubren los gastos de sus clientes en determinadas contingencias. Con base en ello, un seguro de decesos es aquel que ofrece apoyo en uno de los momentos más difíciles: el fallecimiento de un familiar. Su función es cubrir los principales gastos funerarios, así como gestionar los trámites derivados del fallecimiento. Todo dependerá del tipo de póliza.

Dicho esto, su utilidad está implícita. Lidiar con temas financieros en esas situaciones no es sencillo. Así que la principal ventaja es esa: la liberación de las preocupaciones relativas a los gastos del sepelio. A esta sigue la simplificación de trámites como gestión de pensiones, herencias, deudas o seguridad social, entre otras. Un seguro de decesos podría incluso cubrir el traslado y la repatriación del fallecido.

Para ser más concisos, las coberturas más básicas cubren el féretro, el tiempo que este pasa en el tanatorio, las esquelas, el coche fúnebre; también el entierro o cremación, según sea el caso. Dependiendo de la póliza, el seguro de decesos también puede ofrecer asistencia psicológica para el duelo; asesoría jurídica; apoyo en la lectura del testamento y distribución de herencia.

¿Quiénes deberían contratar una póliza de decesos?

La respuesta a esta pregunta es compleja puesto que la muerte, muchas veces, es impredecible. Tampoco podemos pasar nuestra vida temiendo el momento en que eso ocurra, y menos cuando no hay situaciones de salud o hábitos que lo sugieran. Sin embargo, en principio cualquier persona podría contratar un seguro de decesos como acto de precaución y de protección hacia sus seres queridos.

La situación económica suele ser uno de los factores influyentes en esta decisión. Por ejemplo, muchos podrían creer que una persona opulenta no tendría por qué pagar un seguro de decesos; si algún imprevisto surgiese en su fallecimiento, el sepelio y otros gastos serían fáciles de cubrir. Sin embargo, estas personas suelen pagar su prima para cubrir esta contingencia y facilitar la gestión a sus familiares.

Por otro lado, las personas en una situación más ajustada quizás lo vean como un gasto innecesario. Pero son las familias en estos casos las que más padecen en lo que respecta a gastos funerarios y trámites de pensión. Así que siempre es bueno hacer un espacio en las finanzas, o adaptar los gastos, para contratar un seguro de decesos. Esto es un acto de responsabilidad y de amor dirigido para quienes quedan.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta