Cash Converters: o Financiar el Servicio y seguro inteligente de la ciudad 2

Cash Converters: o Financiar el Servicio y seguro inteligente de la ciudad

in EMPRENDER SEGUROS
69 / 100

¿Sabes por qué invertir en tecnología? Cash Converters, o cómo Financiar el Servicio y seguro inteligente de la ciudad inteligente…

Las ciudades inteligentes son lugares donde los dispositivos están conectados a una infraestructura común. Como resultado, todo lo que sucede en esa infraestructura se analiza en tiempo real para lograr diversos objetivos, como reducir costos y el consumo de recursos o mejorar la comunicación entre los ciudadanos y el gobierno. Conseguir préstamos ICO para lanzarse a invertir, apostar por la tecnología, estar pendientes de la evolución empresarial en las ciudades inteligentes, son tareas que dan seguridad a emprendedores e inversores.

Ciudad inteligente sin intermediarios

Después de años de investigación y desarrollo en proyectos en los que se han probado sistemas de archivos interplanetarios, Ethereum y sustrato para crear aplicaciones seguras de Internet de las cosas, se ha identificado una posibilidad de cambiar para evitar la mayoría de los efectos secundarios. El diseño de la infraestructura de la ciudad inteligente tiene un único punto de error: Cuando intentamos acceder a servicios y/o dispositivos, los datos se transferirán a una empresa de TI y, después de la revisión, esa empresa de TI decidirá si te concede acceso a los servicios, de ellos o no.

El desarrollo de las ciudades inteligentes se dirige cada vez más hacia países que apuestan por aplicar este modelo de ciudad en sus territorios. Por ejemplo en España tenemos Málaga, Madrid o Valencia. No es extraño encontrar pequeños emprendedores que usan  Cash Converters para conseguir un pequeño empujón financiero a sus micro-proyectos. Pero más allá de nuestras fronteras, debemos mirar a Corea del Sur, que se ha convertido en un modelo que sustenta y promociona ciudades inteligentes y un modelo de sostenibilidad aplicado a las grandes ciudades. Durante casi dos décadas, las instituciones coreanas han invertido mucho en la aplicación de la innovación tecnológica a las ciudades.

Asociación público-privada

Toda la inversión pública está fuertemente sustentada en la cooperación de un nutrido grupo de empresas de diferentes ámbitos que también dedican sus recursos, conocimientos y servicios al desarrollo de las llamadas ciudades del futuro. Como si se tratara de una incubadora de Smart City, el gobierno coreano y las organizaciones cooperativas invierten sus recursos en tres modelos de proyectos de ciudades inteligentes: proyecto piloto, proyecto de validación de I + D y proyecto de regeneración urbana.

inversión, servicios y seguridad de una ciudad inteligente
inversión, servicios y seguridad de una ciudad inteligente

Los proyectos piloto son a gran escala e incluyen la aplicación de un modelo de ciudad inteligente a un caso de la vida real. Para implementarlos, en 2018 se seleccionaron dos ciudades, Sejong City y Busan, donde estos proyectos se construyeron desde cero en terrenos baldíos que cubren un área de aproximadamente tres kilómetros cuadrados.

En estas dos ciudades inteligentes, por ejemplo, se están probando vehículos autónomos que trasladan a sus usuarios puerta a puerta, así como soluciones basadas en inteligencia artificial y robótica, como la gestión del tráfico para evitar embotellamientos o asistentes robotizados en aparcamientos públicos.

Las cuestiones de salud pública han sido siempre el motor del cambio en las ciudades, y la crisis Covid-19 no es una excepción. La nueva situación nos anima a repensar el entorno urbano y, en algunos casos, a actualizar el concepto de ciudad inteligente. Automatización, inteligencia colectiva, microgestión … son algunas de las tendencias que marcarán el futuro de las ciudades.

Durante la segunda mitad del siglo XX, la población mundial se desplazó gradualmente hacia los centros urbanos, pero el reto de futuro de hoy son las ciudades tecnológicas, ciudades inteligentes…

A principios de los 90, la tecnología digital marcó el comienzo de esta nueva propuesta de ciudad. Ahora, treinta años después, la tecnología ha permeado el día a día de las ciudades, permitiendo una gestión más eficiente de los servicios y recursos y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos. Un ejemplo es el tráfico para ayudar a optimizar el transporte público, aumentar la velocidad de viaje y reducir las emisiones.

Cash Converters: o Financiar el Servicio y seguro inteligente de la ciudad 3

Hacia una ciudad más sostenible

El desafío del cambio climático, junto con la creciente desigualdad, es esencial para construir un futuro más sostenible. La ciudad del futuro será 100% sostenible y renovable. Por otro lado, creo que es importante aprovechar la crisis para construir sobre ella. Las ciudades son sostenibles no solo en términos medioambientales, también económicamente, y en términos sociales y demográficos.

Cash Converters: o Financiar el Servicio y seguro inteligente de la ciudad 4

Una ciudad para todos

La ciudad del futuro es accesible a todos sus habitantes, sin excepción. La arquitectura se encarga de imaginar y construir un entorno propicio para la inclusión de personas con discapacidad y la tecnología puede ser un gran aliado en esto.

Conducción autónoma

La crisis de salud ya se ha producido. Durar 5 o 10 años se convierte en tendencia en el ámbito de la urbanización y tecnología urbana así como en automatización. Utilizar el transporte público lo menos posible para evitar grandes aglomeraciones es un factor clave para reducir las infecciones. Algunas ciudades han respondido a esta situación promoviendo medios de transporte alternativos, como bicicletas o patinetes.

Los laboratorios de las ciudades de inteligencia colectiva llevan dentro de su ADN la capacidad de establecer conexiones. Procesos como Internet de las cosas, redes sociales, inteligencia artificial o big data sólo amplifican este aspecto.

Durante el confinamiento, las ciudades experimentaron otro cambio importante: las escuelas cerraron, los parques cerrados y los niños desaparecieron por completo de la escena. Según muchos expertos, los niños son los más olvidados de esta crisis y quizás esto también pueda ser un estímulo para generar cambios en las ciudades.

Papel de las Organizaciones

La ciudad conecta personas e instituciones públicas que deben preocuparse por cuidar, fomentar y organizar esta energía. Jennifer Bradley, fundadora y directora del Centro de Innovación Urbana del Aspen Institute, lo deja claro en ‘Más allá de la ciudad inteligente’, una charla del ciclo ‘Tecnología y sociedad’.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja una respuesta