MI FACTURA DE LA LUZ – CALCULAR FACTURA LUZ

in EMPRESA SERVICIOS/PORTADA by

mi factura de luz – cuanto paga de luz una empresa – calcular factura luz – recibo luz – trucos ahorrar luz – ahorro factura luz…

Absolutamente nadie ignora ya que la energía cada vez es más cara y, lo que es peor, no tiene visos la cosa de abaratarse. La factura eléctrica se ha disparado y para muchas familias el gasto de electricidad y/o gas se ha transformado en una parte demasiado grande de su presupuesto mensual. Una de las cosas que tienes que revisar ya para saber calcular tu factura de la luz y empezar a hacer un plan de ahorro es comprobar la potencia contratada. En tiempos de bonanza, cuando la crisis no se había cebado con la mayor parte de las familias y la factura era ‘pagable’, muchos hogares acostumbraban a mirar poco la potencia fija contratada con el servicio. El pensamiento general era que «más vale que sobre que no que falte». Todo de cara a prevenir picos de empleo de electrodomésticos en los que podían saltar los plomos. Pero una vez pasada una rave crisis, digo yo que habremos aprendido algo, así es que si quieres ahorrar empieza por leerte los informes, datos y posicionamientos profesionales de https://opiniones-sobre.com/companias-electricas-baratas-las-6-mejores/. Y después me sigues leyendo…

Podemos empezar por preguntar si nuestra suministradora tiene alguna tarifa más asequible

Posiblemente si lo consultamos, la compañía que nos presta el suministro tenga un abanico de tarifas con las que procura amoldarse a los diferentes usuarios y al unísono repartir el consumo durante el día con la intención de eludir la concentración en las hora punta. 

Racionalizar el empleo de los electrodomésticos

Cada electrodoméstico tiene su idiosincrasia. En general se estima que un mal empleo puede conllevar entre un quince por ciento y un cuarenta de sobre costo en lo que a consumo mensual se refiere. En el caso de las neveras, se aconseja eludir tenerlas abiertas demasiado rato, no poner dentro platos acabados de cocinar, configurarlos bajo los cuatro o bien cinco grados y los -dieciséis en el congelador y dejar que se formen capas de hielo, en el caso de congeladores con una cierta antigüedad.

En las lavadoras rige la ley del máximo relleno; esto es no ponerlas a una cuarta parte o bien media carga y aguardar a tener mucha ropa. Asimismo utilizar programas en frío, en tanto que más del cuarenta por ciento de la energía de este electrodoméstico se invierte en calentar el agua.

Habituarse a unas ciertas cuotas de frío en invierno

No se trata de aconsejar comer yogures caducados, como hacía cierto ministro. Pero sí es verdad que nuestro cuerpo es muy plástico y aumenta o bien baja su tolerancia al frío y al calor en función de cómo lo habituemos. Hay personas que piensan que en invierno no se ha de estar en casa a menos de veinticuatro grados y en verano a más de veintidós, cuando la verdad es que las temperaturas ideales son veintiuno-veintidós grados en invierno y veinticinco-veintiséis en verano.

El aire acondicionado en verano, mínimo a veintiséis grados

A bastante gente le cuesta entender que un aire a veintiséis grados pueda eliminar la sensación de calor. Posiblemente esta idea viene de las oficinas con equipos de frío mal dimensionados y distribuidos, en tanto que en esos casos se pone el aire bajo a posta a fin de que llegue a todos y cada uno de los rincones, con serio perjuicio de los que trabajan cerca de él. 

Cuidado con los vampiros energéticos

Los vampiros energéticos son sumideros de energía familiares de los que no somos conscientes y que nos elevan la factura. El más conocido de los vampiros es el ‘stand by’ de muchos aparatos apagados, para el encendido siguiente desde un mando. Se estima que los aparatos en ‘stand by’ pueden llegar a consumir hasta el quince por ciento de la energía mensual. Una buena forma de anular este efecto es reunir todos y cada uno de los enchufes en un porta enchufes con interruptor, que se pueda apagar de noche y regresar a encender por la mañana siguiente.

Asegurar los cierres de ventanas y puertas

En materia de calefacción y refrigeración, y en casas viejas, este aspecto es fundamental pues son verdaderos coladeros de energía calorífica. 

Pintar siempre y en todo momento en colores claros, sobre todo blanco

Los colores claros capturan mejor la luz y la rebotan, con lo que precisaremos de menos potencia para alumbrar las estancias. 

Reemplazar progresivamente las lámparas derretidas por led

No se trata de mudar de cuajo todo el iluminado de la casa por lámparas led pues aún son carísimas y se estima que tardaríamos diez años en compensar con el ahorro energético el gasto equivalente. Mas sí es una genial idea aprovechar el repuesto de una luz derretida para poner una lámpara led, cuyo consumo es significativamente más bajo y su potencia luminosa superior.

ESPAÑA, LA ELECTRICIDAD DE LO MÁS CARA

MI FACTURA DE LA LUZ - CALCULAR FACTURA LUZ
MI FACTURA DE LA LUZ – CALCULAR FACTURA LUZ

Conforme con los últimos datos de Eurostat, España es el quinto país con la electricidad más cara de Europa. En comparación con exactamente el mismo periodo del año precedente ha descendido un escalón, mas esto no quiere decir que el suministro se haya abaratado: es la factura de Italia la que se ha encarecido prácticamente un cuatro por ciento, lo que ha hecho escalar al país transalpino hasta la cuarta situación. 

Comprende lo que precisas

Sea cuál sea el importe de la factura, es esencial comprender qué precisamos para valorar si pagamos de más por el suministro. Y el paso inicial es calcular si la potencia que tenemos contratada es la conveniente para nuestra residencia. Pues este es el auténtico lastre del recibo. La potencia contratada señala el número máximo de kW que es capaz de permitir nuestra instalación. O sea, que es el número máximo de dispositivos que pueden marchar al tiempo sin que salte la luz. Es lo que es la electricidad, y lo que tiene si sabes controlarla.

Cada kW de más implica un sobrecoste de unos 5 euros por mes

En este escenario, no ayuda que uno de cada 4 hogares no sepa qué potencia tiene contratada. En el caso de una pareja que vive en un piso pequeño, serían suficientes menos de tres kW. En un caso así, el usuario que esté en el mercado regulado asimismo podría acogerse al bono social eléctrico, un descuento del veinticinco por ciento sobre el costo final del recibo libre para pensionistas, desempleados, familias numerosas y usuarios con potencia contratada inferior a los tres kW. 

¿Mercado libre o bien regulado? Cuidado con las ofertas

Ahora los usuarios del mercado libre han superado a los que tienen contratada la tarifa regulada, famosa como Costo Voluntario al Pequeño Consumidor desde dos mil catorce. Para lograr este vuelco y llegar al mayor número de usuarios, las eléctricas han ampliado su abanico de ofertas. Mas hay que llevar cuidado con lo que firmamos. Ha habido usuarios que han visto su recibo encarecerse tras haberse pasado aparentemente a una «mejor tarifa». 

El horario de consumo

Otro punto relevante a comprobar son los horarios en los que el usuario acostumbra a usar sus electrodomésticos. Salvo para aquellos que concentren sus consumos a lo largo de la tarde, es conveniente decantarse por una tarifa de discriminación horaria. Esta posibilidad está libre en el mercado regulado y prevé 2 tramos de costes del kWh: un periodo val, más asequible, que coincide con las horas nocturnas —de 22.00 a 12,00 en invierno y de 23 a 13 horas en verano— y otro llamado punta, más costoso.

¿Qué conceptos aparecen en la factura de la luz?

Término fijo de potencia. Es un término que se paga mensualmente a la compañía de electricidad, si bien no hayamos consumido ningún kWh. El importe depende de la potencia que hemos contratado. Energía consumida. Es la cantidad de kilovatios que consumimos en un periodo específico. 

Calcular la potencia contratada, primer paso para ahorrar en la factura de la luz

LAS COSAS DE LA POTENCIA ELÉCTRICA

Si jamás han «saltado los plomos» en tu casa, puede que precises recalcular la potencia eléctrica contratada, puesto que representa una parte esencial de la factura final. A más potencia contratada, más vas a pagar en tu recibo. La potencia eléctrica contratada es la máxima energía que se puede consumir en un mismo instante en una residencia y cuyo importe se abona con independencia del consumo que se realice. Cuantos más electrodomésticos deseemos usar de forma simultánea, más potencia de luz necesitaremos contratar. 

¿De qué manera se cambia la potencia eléctrica?

Para reducir la potencia eléctrica contratada solo hay que ponerse en contacto con la compañía. En algunas de ellas es posible gestionarlo completamente on-line. Lo único que debes tomar en consideración es que ese cambio de potencia contratada puede acarrear un costo tanto si se baja potencia tal y como si se sube. 

Otras formas de ahorrar en la factura de la luz

La reducción de potencia es un aspecto esencial en el abaratamiento de la factura de la luz, puesto que supone un ahorro notable en el término fijo y en los impuestos que se gravan sobre ese término . 

Opta por electrodomésticos eficaces

Los electrodomésticos son los primordiales usuarios de energía y en consecuencia son los que más influyen en tu recibo de la luz. De ahí que, es esencial decantarse por aquellos que respetan el principio de la eficacia energética. 

Apaga el stand by (ya lo dije antes, pero no estar mal ser un poco cansino…)

Puede parecer inofensivo, mas no lo es. Dejar la tele con el puntito colorado encendido en vez de apagarla supone un consumo sigiloso notable que puede evitarse sencillamente. 

Utiliza lámparas led

La iluminación de bajo consumo es de las mejores inversiones. 

Tarifa por horas

Si deseamos ahorrar en la factura de la luz debemos fijarnos no solo en cuánto consumimos sino más bien en qué momento se genera el consumo de electricidad. La tarifa por discriminación horaria es una alternativa poco a poco más popular.

Tarifa Normal: un solo coste en €/kWh para las veinticuatro horas del día, los trescientos sesenta y cinco días del año.

Contratar la potencia conveniente

Para saber qué potencia precisas, lo aconsejable es leer las instrucciones de los electrodomésticos para saber cuánto gastan en funcionamiento. Coge la calculadora y suma el consumo de los aparatos que acostumbras a tener encendidos al tiempo, agrega un margen para la iluminación y otros aparatos de pequeña potencia. El resultado es la potencia real que precisas. ¿Está cerca de la que contratas?

Ahorra con el aire y la calefacción

Modera la temperatura del aire acondicionado y de la calefacción. Por cada grado por sobre los veinte, la calefacción consume entre un cinco por ciento y un siete por ciento más de energía. En el caso del aire acondicionado, cada grado bajo los veinticinco implica un ocho por ciento más de energía más o menos.

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario