Alrededor de 14.000 edificios no han pasado la Inspección Técnica de Edificios en Barcelona

in MEDIDAS DE SEGURIDAD/NEWS - LO MAS NUEVO/PORTADA by

La importancia de pasar la Inspección Técnica de Edificios

Según la normativa general (Real Decreto 8/11) la ITE (Inspección Técnica de Edificios) es obligatoria para todos los edificios con más de 50 años de antigüedad ya que se asegura de que se cumpla un buen mantenimiento del inmueble, de que su vida sea más duradera y de que se puedan evitar daños y riesgos en un futuro. Sin embargo, en ésta se establece la posibilidad de aplicar normativas regionales y son muchas las autonomías, provincias y municipios que han creado una normativa específica.

En el caso de la ciudad de Barcelona, al no existir normativa municipal, se aplica la normativa autonómica, que establece la obligatoriedad de pasar el ITE a los edificios que cumplan 45 años desde su construcción.

Sin embargo, aunque son unos 37.864 edificios los que están obligados a pasar por esta Inspección, hay alrededor de 14.000 de ellos que aún no han realizado este trámite que es obligatorio y muy importante para la supervivencia de un edificio y la seguridad del mismo.

Hay que destacar que en el año 2018 fueron 5.745 los edificios de la ciudad condal que solicitaron la ITE, lo que supone casi el doble de los que lo hicieron en el año anterior. Pero, del total de las ITE que se presentaron, tan solo un 8,28% han resultado sin ninguna incidencia o deficiencia y un 32,58% delataron deficiencias leves.

¿Qué pasa con el tanto por ciento restante? Es preocupante que un 33,28% presentara deficiencias importantes, un 4,34% deficiencias graves, un 0,03% deficiencias de carácter muy grave y, por último, un 21,48% ni siquiera superaron la Inspección Técnica del Edificio con resoluciones denegadas.

Es entonces cuando las comunidades de propietarios deben realizar las obras necesarias para no perjudicar al futuro del edificio y sus propietarios.


Esta noticia sirve para recordar la importancia de realizar un correcto mantenimiento de los edificios, especialmente los que cuentan con gran antigüedad y, por ende, pueden tener mayores deficiencias y erosiones por el paso del tiempo. El hecho de no pasar la ITE puede suponer grandes riesgos e incluso cierre de edificios, negativas de ayudas, de hipotecas… y otro sin fin de problemáticas que pueden minimizarse si se mantiene un correcto estado de conservación de los edificios y sus estructuras.

Deja un comentario