El futuro del seguro de impago de alquiler: Así es Wolo

76 / 100

¿Qué diferencia un seguro de alquiler cualquiera del servicio de Wolo? El futuro del seguro de impago de alquiler.

Wolo ha llegado principalmente para los propietarios preocupados por los inquilinos que no pagan el alquiler. Wolo Rent nos ofrece la solución perfecta garantizando el cobro de las rentas sí o sí. ¿Tienes contratado un «seguro de alquiler» y el inquilino no te paga? Estás haciendo bien pero estos seguros requieren un tiempo de gestión que quizás no tienes. Así que eventualmente el seguro cubre ese dinero, pero tal vez hayan pasado 2 o 3 meses. Durante este tiempo has sufrido, estás preocupado y mientras no te han pagado. Y necesitabas ese dinero porque quizás tu también tenías pagos ineludibles que hacer, como el pago de una hipoteca, suministros que te han podido hasta cortar, seguros que vencen, nóminas y un largo etcétera. Hay quien se empeña en no creer lo que es evidente, y es que para mucha gente, el alquiler de una propiedad es su principal sustento económico.

Ahora piensa en otra situación. Has contratado a Wolo Rent, que actúa como intermediario. En este caso no tienes que preocuparte por nada porque te pagan el día 12 del mes. Si el inquilino no le paga a Wolo, Wolo pagará al propietario, «religiosamente» cada día 12 sin falta y sin excusas. Es esta la principal y gran diferencia entre Wolo y el resto de seguros de impago del alquiler. 

Podemos decir que son especialistas en servicio de alquiler de LARGA ESTANCIA y 100% online (ni compra/venta ni cortas estancias…). Su servicio es alquiler garantizado. Solo hay una pequeña comisión que se resta directamente del pago del arrendatario. 

Imagínate que tienes un piso por alquilar en Málaga pero vives en Barcelona. Ellos se pueden encargar hasta de traer un fotógrafo local a tu casa para hacer las fotos… se encargarán de todo 100% y online.

¿Qué diferencia un seguro de alquiler cualquiera del servicio de Wolo? El futuro del seguro de impago de alquiler.
¿Qué diferencia un seguro de alquiler cualquiera del servicio de Wolo? El futuro del seguro de impago de alquiler.
Alquiler garantizado significa que con la suscripción, pagas cada mes, y te olvidas de todo. Y si, sólo hay una pequeña comisión que se te resta directamente del pago de inquilino.

En general, con los seguros de impago de alquileres, lo que hace el asegurador es asumir el riesgo. Para ello, la empresa realiza un estudio de viabilidad económica al arrendatario. Con este estudio se analizan los ingresos que obtiene y se compara con la renta mensual que pagará entendiendo que esta relación no puede ser mayor al 45%.

Además, también se realiza una consulta en varios ficheros de infractores para comprobar que no estamos ante un mal pagador.

El futuro del seguro de impago de alquiler: Así es Wolo 1

Si el arrendatario trabaja por cuenta ajena, en este caso, sólo debe aportar las últimas nóminas. En ellas aparecerán los ingresos con los que la plataforma especializada en alquileres de larga estancia analiza la citada relación del 45% y, además, se considera la antigüedad del trabajador en la empresa, ya que se exige una mínima de un año o, en su defecto, que existe un contrato de trabajo de duración indefinida con el pasado período de prueba.

Si el arrendatario es autónomo tendrá que aportar la última declaración de la Renta y las dos últimas cuartas partes del IVA.

Un arrendatario jubilado deberá aportar un certificado de seguridad social que acredite su condición de jubilado así como el importe mensual de la pensión percibida.

Por lo general, es aceptado por las aseguradoras que cuando el contrato de arrendamiento tiene más de un año de vigencia, no le piden al arrendatario documentos acreditativos ya que las aseguradoras asumen que el arrendatario tiene la capacidad económica para hacer frente a la renta que paga mensualmente.

Y es que ya en el 2021, el impago de la renta fue uno de los problemas más comunes a los que se enfrentaron los arrendadores, por razones obvias, y si tus inquilinos no cumplen con sus obligaciones a fin de mes, tienes un problema que has de solucionar.

Los posibles riesgos de los propietarios

Impago: la compañía de seguros se hace cargo de cubrir los meses no pagados por el inquilino. Por regla general, las aseguradoras cubren hasta doce cuotas mensuales impagadas. Pero el procedimiento puede llevar más de doce meses en la mayoría de casos de aseguradoras que no son Wollo.
Defensa jurídica: Son todos los gastos derivados de los procesos judiciales: burofax, abogados, notario, notificaciones, requisiciones, honorarios de cerrajería, etc. Normalmente, la cantidad que cubren es de hasta 3.000 euros.
Actos de vandalismo: En este caso, la mayoría de aseguradoras sólo cubrirán los daños causados ​​intencionadamente por el arrendatario, siempre que se haya producido algún incidente de impago. Normalmente, hay una franquicia que varía entre 300 y 500 €. Es decir, no cubrirá los actos de vandalismo que se hayan producido durante el periodo de alquiler, y en caso de incidencia, no cubrirá los primeros 300€ a 500€.

El futuro del seguro de impago de alquiler: Así es Wolo 2

¿Debes pedir aval bancario a tu futuro inquilino si ya tienes un seguro de alquiler?

El aval bancario es un contrato de compromiso suscrito por el banco de que es cliente el futuro arrendatario, y certifica que el arrendatario podrá hacer frente a los pagos requeridos, tras haber realizado un estudio previo sobre sus capacidades. El inquilino tendrá que abonar al banco por esta confirmación una cantidad que varía según la entidad.

Luego, en el caso de que el inquilino deje de pagar el alquiler, la entidad cubrirá las cuotas mensuales que el inquilino no haya pagado y posteriormente le pedirá que le devuelva ese dinero.

Otra posibilidad, si la capacidad económica del arrendatario no es suficiente, es que busque un fiador, que puede ser una persona física o jurídica, que, en caso de que el arrendatario no pague la cuota mensual, deberá garantizar la cantidad correspondiente.

Actualmente no pueden obligar a un inquilino a presentar una garantía, se ha establecido una normativa que obliga a que solo se pueda pedir un máximo de dos meses de fianza antes de entrar a vivir en la vivienda. En su lugar, un seguro de alquiler o similar contratado por el arrendador garantizará las cuotas impagadas y el arrendatario pagará parte de este contrato con el alquiler.

Deja una respuesta

Previous Story

Todo del presente y el futuro de la licencia de apertura

Next Story

¿Sabes cómo defenderte del Swapping, la estafa del SIM?

Latest from SEGUROS