3 graves consecuencias de amianto en españa

in ASI FUE/PORTADA by

El amianto es uno de los carcinógenos ocupacionales más esenciales que provoca cerca de la mitad de las muertes por cáncer profesional, conforme la OMS. Su capacidad de provocar fibrosis pulmonar fue establecida a nivel científico en mil novecientos treinta. Las alarmas internacionales sobre los peligros cancerígenos del amianto aparecieron con fuerza a mediados de los años 60, y una década después el acuerdo científico era pleno.

En mil novecientos setenta y seis la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer estableció que todos los modelos de fibras de amianto podían provocar mesotelioma y carcinoma de pulmón y negó la posibilidad de acotar niveles seguros de exposición.

¿Dónde está el amianto?

Dadas sus singulares propiedades ignífugas y de resistencia a la abrasión, el amianto ha sido empleado en abundantes procesos industriales y productos manufacturados desde principios del siglo XX: productos textiles, aislamientos térmicos, industria del fibrocemento, siderurgia, construcción naval, automoción, construcción ferroviaria, etcétera

Puede decirse que en los países industrializados el amianto fue un material omnipresente entre los años sesenta y noventa, dada su presencia en multitud de productos manufacturados. El consumo de amianto en España a lo largo del siglo veinte ha sido estimado en 2.600.000 Tm .

¿Qué enfermedades puede provocar el amianto?

Las primordiales nosologías asociadas a la exposición al amianto son:

  1. la asbestosis o bien fibrosis pulmonar
  2. El cáncer de pulmón
  3. El mesotelioma. 

¿Qué personas tienen mayor predisposición a sufrir nosologías derivadas del amianto?

Primeramente están los trabajadores y trabajadoras de los distintos campos en los que se manipulaba el amianto. Es el conjunto en que se registra mayor carga de enfermedad. El enorme inconveniente es que aparte de los ámbitos bien identificados como el fibrocemento o bien la construcción naval, ha habido exposición laboral al amianto en muchos otros ámbitos no identificados como de peligro, lo que ha implicado mayor desconocimiento por la parte de los trabajadores y menores medidas de seguridad por la parte de las compañías.

El periodo de latencia, o sea, el que transcurre entre la exposición y el desarrollo de la enfermedad es de entre diez y veinte años para la asbestosis, y de entre veinte y cuarenta años para los cánceres del amianto. Este hecho complica excepcionalmente el reconocimiento del origen de la enfermedad por el hecho de que en muchas de las víctimas el cáncer comienza cuando se ha descuidado la actividad laboral.

En estos días se discute sobre los peligros del amianto y está de actualidad tras la polémica de presencia de este mineral en los trenes de Metro de la capital de España. El peligro está ligado a la potencial liberación de fibras de amianto al entorno y a su posible inhalación por la parte de los usuarios del metro. No se conoce con detalle exactamente en qué componentes se halla el amianto en esos furgones.

De lo que no cabe duda es de que es exigible a una compañía pública y a los responsables políticos que encaren con diligencia el inconveniente y también identifiquen y retiren aquellos turismos perjudicados para reducir la posibilidades de exposición. Disminuir al mínimo el inconveniente por la parte de los responsables durante las últimas décadas es una de las causas de la epidemia de cánceres del amianto que padecemos y proseguiremos padeciendo hasta dos mil cuarenta.

3 graves consecuencias de amianto en españa
3 graves consecuencias de amianto en españa

En España carecemos de registros fiables de expuestos y de perjudicados. La horquilla de expuestos fluctúa entre los sesenta mil que estimó en mil novecientos noventa y uno el Instituto Nacional de Seguridad y los más de doscientos mil que apuntan ciertas fuentes sindicales.

¿Cuántas personas van a tener problemas médicos como consecuencia del amianto?

Nuevamente el dato más indicativo es la estimación de la mortalidad por mesotelioma pleural. Parece ser que entre los años dos mil dieciséis y dos mil veinte morirán un total de mil trescientos diecinueve personas debido a este género de cáncer, lo que suponen doscientos sesenta y cuatro muertes por año.

En España, en dos mil seis se regularon las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con peligro de exposición a amianto. Estos trabajos entienden esencialmente la retirada del amianto instalado, los trabajos de mantenimiento y reparación sobre materiales que poseen amianto, y las actividades de transporte, tratamiento y/o destrucción de restos.

¿Por qué razón es tan esencial abordar esta problemática?

El amianto es un grave problema médico y es preciso abordarlo desde diferentes ángulos. Primeramente, a través del conveniente reconocimiento de las víctimas como enfermos profesionales. No es de recibo que solo un mínimo porcentaje de los perjudicados sean reconocidos por la Seguridad Social. Los perjudicados y sus familias viven un auténtico martirio procesal para poder ver reconocidos sus derechos o bien para lograr indemnizaciones de las compañías responsables. Además de esto es preciso seguir con los programas de vigilancia de la salud de las personas que estuvieron expuestas.

NOS CUENTAN MÁS COSAS DE ESTO AQUÍ

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario