SEGURIDAD EN EL MAR Y NAVEGAR DE FORMA SEGURA ESTE VERANO

in NEWS - LO MAS NUEVO by
81 / 100 Puntuación SEO

El mar oculta en no pocas ocasiones algunos riesgos que se deben saber contrarrestar. La seguridad en el mar se transforma en algo muy preciso así como el saber qué elementos de seguridad se deben llevar en un navío. El patrón de la embarcación va a ser el encargado de no partir de puerto sin inspeccionar que todos y cada uno de los elementos de seguridad están en su sitio. Y también en un estado de conservación perfecto para ser empleado. Y en esto, por supuesto, algo de lo más importante es tener al día los seguros para navegar sin problemas.

la seguridad en el mar ¿Qué elementos de seguridad son indispensables en un navío?

Dependiendo de la zona de navegación respecto a la costa, así sea oceánica, altamar, aguas ribereñas o bien aguas protegidas, va a ser obligatorio portar en la embarcación determinados elementos de seguridad. El primer elemento de seguridad en el navío son los chalecos salvavidas. Se debe contar con por lo menos un chaleco por cada tripulante y ha de ser amoldado al tamaño, peso y altura de cada persona. Tienen que estar en condiciones para ser usados en cualquier instante. Asimismo los aros salvavidas o bien las boyas, que son elementos que se van a poder emplear si cayera algún miembro por la borda. Otro elemento de seguridad en el navío que puede sacarte de un enorme apuro es el material pirotécnico, o sea, bengalas, botes de humo y cohetes.

Un factor de seguridad en el navío, en especial en los que son de gran eslora, es el arnés de seguridad. Estos nos dejan movernos por la borda eludiendo caer al agua. De ahí que es esencial que sean de corta longitud y se fijen bien al tripulante que los utilice. 

Y hablando de seguridad, tener los elementos apropiados es fundamental, mas si no sabes como actuar, en ciertas ocasiones pueden no servirte de mucho. Hay que tenerle respeto al mar y repasar la previsión meteorológica. Para gozar de la navegación es esencial contar con un tiempo agradable. Siempre y en todo momento es recomendable contar con algo de ropa de abrigo por si acaso el tiempo cambia y para resguardarnos del viento en altamar.

En todo momento debe haber alguien a bordo. Debemos prestar atención a que en toda circunstancia haya alguien a bordo y contar con una escalerilla o bien cuerda que nos asista a subir nuevamente a bordo. Incluso si navegamos con un patrón experimentado, hemos de ser conscientes que los máximos responsables de nuestra seguridad en altamar somos nosotros mismos.

Gozar de la naturaleza y los deportes náuticos en una embarcación de recreo al lado de familiares y amigos es una experiencia al alcance de muchos, merced a plataformas que nos permiten un ahorro de más o menos un treinta por ciento frente al alquiler tradicional. Por esta razón las recomendaciones de seguridad para eludir cualquier accidente en altamar se hacen si cabe más precisas.

Navegar de manera segura es la clave para el disfrute de la mar.

Una revisión meticulosa del casco para advertir desperfectos y la comprobación del sistema eléctrico es esencial para acrecentar la seguridad. También es necesaria la comprobación del material preciso para navegar. Dependiendo de la zona de navegación, es preciso portar diferente material y equipo de seguridad. Conocer de primera mano el protocolo de actuación ante determinadas urgencias, instruirse en equipos de salvamento y seguridad, alertar a cada uno de los tripulantes de los peligros que acarrea la navegación e informarse sobre la previsión metereológica como de los hipotéticos cambios de viento.

Cuanto más lejos de la costa vaya a ser el recorrido, mayor dificultad va a tener el sistema de seguridad, siempre y en todo momento será pensando en la seguridad marítima. El lanzamiento o bien encallada de embarcaciones, motocicletas e instrumentos flotantes tiene que hacerse mediante canales correctamente señalados a una velocidad máxima de tres nudos. En estas zonas no se va a poder navegar a una velocidad superior a 3 nudos, debiendo adoptarse las cautelas precisas para eludir peligros a la seguridad por norma general. En estos casos, las motocicletas se regirán siguiendo una trayectoria perpendicular a la línea de costa y siempre y en toda circunstancia a velocidad reducida que no superará los tres nudos.

Toda embarcación o bien motocicleta náutica que entre o bien salga de puerto va a deber maniobrar a la mínima velocidad de gobierno, sin exceder los tres nudos, eludiendo interferir el tráfico de navíos mercantes como las maniobras de exactamente los mismos. Buscar seguros embarcaciones nos da información de todo tipo de reglas y consejos acerca de la seguridad en el mar. 

SEGURIDAD EN EL MAR Y NAVEGAR DE FORMA SEGURA ESTE VERANO
SEGURIDAD EN EL MAR Y NAVEGAR DE FORMA SEGURA ESTE VERANO

En las playas

Se establece una zona de alta concentración de embarcaciones de recreo fondeadas, definida por la zona comprendida entre la línea de los doscientos metros de la costa y la línea imaginaria. En la zona de «alta concentración de embarcaciones de recreo fondeadas» previamente definida, la velocidad máxima de las motocicletas náuticas va a ser de tres nudos.

En el caso de estimar abarloarse a otra embarcación que esté fondeada, la aproximación va a deber de hacerse a la mínima velocidad de gobierno y extremando la vigilancia por si acaso hubiese bañistas en las cercanías del navío fondeado.

SEGURIDAD EN EL MAR – Embarcaciones de gran velocidad

Las embarcaciones de gran velocidad se usarán en condiciones de buena visibilidad y con buen tiempo y se va a tener que conducir con prudencia. Estas embarcaciones extremarán la cautela en su paso por la «zona de alta concentración de embarcaciones fondeadas», no pudiendo navegar a más de 3 nudos de velocidad por esa zona.

2 Comments

Deja una respuesta